domingo, 8 de julio de 2012

Problemas con el motor




En este post describo los elementos principales que componen un motor diesel marino intra-borda, sin ánimo de ser exhaustivo, y me centro en cómo abordar algunos problemas que podrían surgir durante la travesía.

Como siempre, el patrón debe poseer al menos unas nociones básicas, para poder cómo poco ubicar los problemas y comunicarse con el técnico que nos preste apoyo.



1) Partes del Motor








* Correa de distribución con alternador, bomba de agua dulce y eje transmisor (volante) del cigüeñal






* El propio bloque de motor con los cilindros y los inyectores






* Sistema de refrigeración, compuesto por:

* Enfriador ó Intercambiador de calor (con agua dulce)
* Circuito de agua marina: grifo, tubos, filtro y bomba (impeller)

* Admisión y extracción de aire y gases: Tubo de entrada de aire fresco, ventilador, extractor de gases, y filtro de aire (para la combustión)

* Cola de motor, bocina, y reductora de marcha (con su deposito de aceite)

* Caja de expulsión donde se mezclan y expulsan los gases y agua marina

* Circuito de gasoil: depósito, llave, filtros y distribución hacia inyectores

* Motor de arranque




2) Problemas con el sistema de refrigeración


El sistema de refrigeración incluye el circuito de agua salada, que toma agua del mar y la expulsa por el tubo de escape. Este circuito enfría, mediante el intercambiador, el circuito interior de agua dulce, que es el que realmente enfría la pieza del motor.

Los fallos más frecuentes suelen suceder en el circuito de agua salada, compuesto por el grifo de fondo que toma agua de mar, los tubos de plástico, el filtro de agua y la bomba de impulso (“impeller”), ubicada junto a la correa de distribución.

La comprobación más básica cuando navegamos a motor es ver que el tubo de escape, normalmente en un costado de popa, expulsa agua. Si esto no fuese así, debemos apagar enseguida el motor y comprobar el circuito de refrigeración de agua marina.

Podría ser que el grifo de fondo de agua salada (ubicado debajo del motor), de donde se toma el agua, está cerrado, por error. 






También debemos comprobar el filtro, que se encuentra normalmente en el hueco del motor.








En el filtro debe ser estanco. Cuando está en marcha el motor, se deben observar burbujas. Si vamos a abrir el filtro para limpiarlo debemos previamente cerrar el grifo de fondo.

El grifo se debe cerrar siempre para cualquier otra operación relacionada con el circuito de refrigeración (cambio impeller, etc), puesto que de otro modo podría entrar agua de mar con mucha presión al abrir el circuito.

Cuando el motor se sobre-calienta, aparecen varios síntomas:

* A menudo sonará una alarma (chivato) del propio sistema
* Caerán las revoluciones
* El impeler se calienta en exceso

Si el motor ha estado funcionando con el circuito de agua salada en vacío, el impeller (la bomba de agua) habrá estado dando vueltas en vacío y se habrá calentado / quemado. Se puede verificar el calor tocando la tapa donde se encuentra esta bomba. Si esto ha sucedido, la pieza de goma del impeler estará fundida y habrá que cambiarla, abriendo la tapa y prestando atención en colocarla correctamente.











Una causa de bloqueo del circuito marino puede ser una bolsa o plástico en la entrada del grifo. Una solución es bucear y eliminar el bloqueo. Otro posible es soplar fuerte desde el tubo desmontando el filtro, o algún extremo que se pueda desmontar fácilmente.

Respecto al sistema de refrigeración dulce, debemos comprobar el nivel del líquido refrigerante, que rebosa desde el intercambiador de calor en  un recipiente (bote expansor) en la parte alta del motor, que marca unos niveles. Si este recipiente se quedase sin líquido podemos rellenarlo con agua dulce, pero nunca con ningún otro líquido refrigerante, ya que la mezcla de líquidos distintos puede ser perjudicial.

Como curiosidad, podemos observar que hay unos tubos de agua que salen del motor y van  hacia la parte delantera del interior del barco. Estos tubos resultan ser una prolongación del circuito de refrigeración que pasan por el calentador de agua de ducha. Gracias a este sencillo invento, si hemos navegado a motor durante unas horas, nos podremos duchar a bordo con agua calienta “gratis”…


3) Problemas con el Gasoil

Debemos conocer la ubicación del depósito de gasoil y de la llave de paso de combustible. Por ejemplo en caso de que se incendiase el motor, lo primero sería cerrar el paso de gasoil, para evitar que llegue más combustible.









El circuito que va desde el depósito de gasoil hasta los inyectores del bloque dispone de varios filtros.

Primeramente está el prefiltro o filtro decantador de agua. Este filtro impide que entre agua desde el depósito al motor. Cómo el agua pesa más que el gasoil, en la parte baja del filtro se acumula el posible agua que haya entrado en el sistema. Se puede purgar el agua abriendo la llave del filtro por la parte inferior, hasta que en lugar de agua empieza a salir gasoil. (Esto es útil si por ejemplo por error se ha rellenado el depósito de gasoil con agua…)








Entre del decantador y la entrada a los inyectores hay otros filtros para aislar impurezas, la bomba de gasoil y el distribuidor. También se puede observar un circuito de retorno de exceso de combustible.

Si durante la travesía nos llegamos a quedar sin gasoil, lo más normal es que entre aire en el circuito. Como consecuencia, cuando volvamos a llenar el depósito de gasoil, éste no llegará a los inyectores en primera instancia, y habrá que cebar la bomba de gasoil. Para ello debemos abrir la purga de aire en el filtro y bombear gasoil accionado repetidas veces una pequeña palanca (levita) ubicada en la rueda del cebador, hasta que se expulsa todo el aire y se ceba el circuito de gasoil.















4) Formas de apagar el motor


En caso que se estropee el estrangulador de apagado del motor habitual, disponemos de varios formas de apagar el motor:






5) Revisión de niveles


Por supuesto no debemos olvidar siempre revisar los niveles de los aceites y líquidos antes de realizar una travesía. En concreto debemos mirar el aceite del motor, el aceite de cola, y el líquido refrigerante del vaso de expansión.











Un poco de suerte y sobre todo mucha precaución y prevención son los mejores ingredientes para evitar los problemas con el motor.


Saludos,



Kike
Madrid, julio 2012






1 comentario:

  1. Menudo nivel, Kike. Tus apuntes empiezan a ser imprescindibles al salir a navegar. Saludos.

    ResponderEliminar